Télam: “Futurock, la radio-web que consolidó un proyecto colectivo, afianza su plan editorial”

La estación radial que se escucha por internet amplió el alcance de su proyecto y armó una editorial con el objetivo de plantear temáticas que trascendieran el marco de su audiencia y concretar “otra forma de generar cultura y conocimiento”.

Por Emilia Raciatti

Nacida al calor del crecimiento del movimiento feminista, con el impulso de una radio en marcha que consolidó una comunidad de oyentes, Futurock amplió el alcance de su proyecto y armó una editorial con el objetivo de plantear temáticas que trascendieran el marco de su audiencia y concretar “otra forma de generar cultura y conocimiento”.

En diálogo con Télam, Federico Vázquez, uno de los creadores e impulsores de la radio y la editorial, contó que en principio “la idea no era hacer una editorial” sino que surgió “a partir de la idea de un libro en el contexto del auge del movimiento feminista en el 2017″, que fue ‘Lecturas feministas. Escritos desde el siglo V a. C. hasta el presente'”, a cargo de la poeta, periodista y escritora Gabriela Borrelli.

Con un concepto de comunidad, Futurock nació en 2016 impulsada por Vázquez, Julia Mengolini, Matías Messoulam y Sebastián Vázquez -que venían de trabajar en Nacional Rock- y se sostiene con pauta tradicional pero también con aporte de los oyentes que con su donación mensual se convierten en socios.

“Nuestra radio le dio mucho espacio a ese movimiento y sentíamos que se estaban sumando muchas chicas jóvenes al feminismo desde un lugar vivencial, desde un compromiso muy concreto con respecto a lo que sucedía, como la legalización del aborto, y nos pareció que lo faltaba, en ese momento de gran circulación de ideas y de debates en torno al feminismo, era el recorrido histórico, acercar autoras, escritoras que en distintos momentos de la historia cuestionaron el lugar que tenía la mujer en la sociedad”, explica Vázquez al referirse al nacimiento de esa primera publicación en septiembre de 2018.

De esta forma le propusieron a Borrelli un libro que presentara “los textos fundamentales del feminismo desde los tiempos remotos hasta ahora” y con ese primer trabajo se dieron cuenta que tenían “la posibilidad de hacer nuevos libros, de plantear temáticas interesantes” para sus oyentes pero también, como ese trascendió “el marco de la audiencia”, empezaron a pensar qué era otra forma de generar cultura y conocimiento”.

Así nació Ediciones Futurock, una editorial “vinculada a la radio y a la comunidad” con un catálogo que Vázquez explica que se compuso con un primer anillo de autores muy cercanos a la radio, ya que están los libros de Malena Pichot, Alfredo Zaiat, Señorita Bimbo y Julia Rosemberg pero que dio otro paso en los últimos meses con la posibilidad de empezar a publicar ficción.

En ese camino lanzaron el año pasado un concurso literario que tuvo como jurados a Mariana Enriquez, Juan Diego Incardona y Gabriela Cabezón Cámara, en el que participaron más de 400 novelas que llegaron de todo el país y de Uruguay. La ganadora fue Belén Longo por su novela “Donde mueren las mariposas” que fue editada en diciembre y ya agotó una primera edición de 1000 libros.

“Estos ejemplares se vendieron entre diciembre y fines de mayo, cinco meses que son complicados, con el principio de la pandemia pero, aún en este contexto que no es el mejor, ese libro circuló muchísimo. Nuestros libros tienen una altísima circulación, mucha venta y con cada libro se genera un efecto cultural concreto entonces ahí la fuerza de la radio más la editorial se combinan perfectamente”, explica Vázquez y señala que ese es un aspecto particular de Futurock, comparado con las editoriales tradicionales es la alta circulación de los títulos.

“Siendo una radio muy masiva permite a la editorial y a sus libros tener una llegada inmediata a decenas de miles de lectores potenciales y eso es una ventaja porque se establece un circuito cultural que nos permite un diálogo muy directo. A veces esa posibilidad no existe con las editoriales tradicionales que quizás sacan cosas interesantes pero, por el nivel de concentración o problemas de distribución o difusión, muchas obras no tienen tanta circulación”, asegura el editor y responsable de la radio que además conduce allí el programa de política internacional “Un mundo de sensaciones”.

“Creo que el concepto de comunidad no es solo una idea sino que es realidad. Cuando se arma nido, la regla es la empatía”, relata y explica que “no es fácil el mundo de las editoriales. Y el camino de un escritor que busca espacios es complejísimo, sobre todo en momentos de crisis económica. Por eso pienso que soy una afortunada, porque caí en una comunidad con la que comparto muchos intereses y valores. Eso te preserva bastante de los arañazos y las piñas de este mundo super violento”.

“Donde mueren las mariposas” es un policial que transcurre en el norte argentino que cuenta la desaparición de una chica investigada por la trabajadora de una fiscalía que, a medida que avanza la trama, va poniendo en evidencia una trama de poder con intereses locales en pugna y que, según relata Longo, “nació en el marco de un proceso de aprendizaje e investigación, dentro del trabajo del taller de escritura”.

“Semana tras semana iba encaminándose, cabalgando sobre las imágenes que aparecían y se montaban a la idea que me había interpelado (la desaparición de una chica) y en el crecimiento que estaba teniendo la investigadora, quien fue ganando su espacio central”, explica.

La autora es abogada pero dice que se pregunta todos los días cómo seguir su relación con la abogacía: “Estoy viendo cómo llegamos a un acuerdo, evitando el divorcio controvertido. La verdad es que la escritura es parte de mi vida, hoy no me imagino sin escribir. Yo Soy durante ese proceso, hay algo de mi identidad que se pone en juego y que no me pasa con el resto de las cosas”.

Longo dice que la escritura le permitió “repensar todo” en su vida, relata que reescribió su propia historia, cuestionó “lo que estaba predestinado” entonces advierte que “la escritura hoy es todo” y la abogacía es su trabajo, del que no se queja y está “sumamente agradecida” porque le permite hacer lo que le gusta.

En el concurso en el que Longo salió primera, el segundo puesto fue para Juan Cruz Bergondi por su novela “Lo que nos queda del amor” que, adelanta Vázquez, será publicada en los próximos meses como parte del proyecto de Ediciones Futurock para este año en el que también tienen planeado lanzar el segundo premio novela.

Fuente

Deja un comentario

Cerrar
Cerrar

Ingresar

Cerrar

Carrito (0)

El carrito esta vacío No hay productos en el carrito.